lunes, 26 de septiembre de 2011

Mayall





A veces pienso que necesito acercarme un poco más al mundo, qué la soledad de estas cuatro paredes puede destrozarme la vida o al menos la percepción que tengo sobre la vida. Enciendo la radio, pasados más o menos siete u ochos minutos me doy cuenta que en esa franja no se puede encontrar el mundo, la realidad no está en esa franja. Entonces, escucho a John Mayall y recorro todas las carreteras de está ciudad que se muere en vida.

2 comentarios:

  1. Cómo me gustaba John Mayall. ¿Qué ha sido de él? El blanco con el alma negra.

    ResponderEliminar